Esta es una de mis preparaciones favoritas ya que en mi familia era con lo que nos sentábamos juntos a  celebrar  fechas especiales  por lo cual le tengo un cariño especial.
Es un platillo simple, delicioso, fácil de preparar y muy versátil para que lo prepares a tu gusto.

Los Fondues son perfectos para celebrar un evento especial o una cena romántica ya que debemos tener en cuenta al planificarla que podamos disfrutar cada momento de la misma sin interrupciones. Lo mejor es preparar recetas que luego no tengas que perder tiempo de la velada en su elaboración. 
Ingredientes
½ Libra de Queso Emmental Suizo
½ Libra de Queso Cheddar Blanco o Gruyére
1 ¾  tazas de vino blanco seco
½ onza de licor Kirsch (este es el clásico para fondue pero puedes sustituir por un licor de tu preferencia)
3 cucharadas de harina para todo uso
1 diente de ajo picado
Nuez moscada rallada al gusto
Guarniciones al gusto (pan francés tostado, vegetales, grissinis, etc.)

Preparación
 Combinar los quesos previamente rallados con la harina. En una olla tamaño mediano frotar el diente de ajo por toda la superficie interior.  Colocar sobre el fuego y agregar el vino.  Añadir poco a poco los quesos e ir mezclando bien todo hasta que los quesos se derritan y comience a hervir ligeramente.  En este punto puedes agregar la nuez moscada. Combinar bien hasta que el queso empiece a crear burbuja. Una vez llegue a este punto transferir a una fonducera y servir inmediatamente con las guarniciones de tu elección.

Opciones de guarniciones:
- Pan francés tostado
- Vegetales (brócoli, zanahoria, papa, apio, hongos, espárragos, tomate cherry, etc) 


Tip!: Recuerda que puedes utilizar los quesos que prefieras  y combinar con otros ingredientes al gusto como tocineta dorada, aceite de trufas, especias, hongos salteados, hierbas, chile, chipotle, o lo que desees!.